IMG_20181012_171908.jpg

Metodología

La Psicología General Sanitaria se encarga del tratamiento de trastornos del estado de ánimo, ansiedad, trauma, disfunciones, fobias, y una amplia gama de trastornos (puedes consultarlos en el apartado de tratamientos). Para ello, nos servimos de los siguientes modelos terapéuticos (terapia de esquemas, ifs, emdr y terapia cognitivo conductual de Beck.

Un modelo terapéutico es un marco que engloba una determinada serie de técnicas, encuadre, historia clínica, contextualización...).

Sin embargo, en ocasiones nos serviremos de otro tipo de herramientas procedentes de diferentes corrientes (terapia de aceptación y compromiso, escucha activa de Rogers, conciencia plena, terapia de interacción recíproca...).

Bolas de la vendimia

Terapia de Esquemas

Dentro de los enfoques cognitivo conductuales, encontramos la terapia centrada en esquemas de Young. Este enfoque destaca la existencia de esquemas, es decir, creencias nucleares básicas presentes en todos nosotros y que se activan en determinados contextos. De modo que, cuanto más arraigado esté el esquema, en más contextos se activará y con mayor fuerza.

 

Algunos ejemplos de estos esquemas serían el abandono, la desconfianza, la sobre exigencia, la vulnerabilidad, la imperfección, o el anteponer las necesidades de los demás a las propias. Por otro lado, tenemos distintas formas de relacionarnos con nuestros esquemas de base, siendo el escape, la evitación de situaciones, el contraataque o la paralización los más frecuentes.

Estos esquemas, de gran peso en nuestra vida, se crean y consolidan en nuestra infancia, en la relación con nuestras figuras de apego y con los iguales. Aunque suponen reacciones automáticas y emocionales ante distintas situaciones, estos esquemas se mantienen debido a la activación de distorsiones cognitivas, es decir sesgos en el procesamiento de la información que hacen que lo que vivimos encaje en dicho esquema.

¿Cómo lo trabajamos? 

- Identificación de esquemas de comportamiento previos

- Comprensión acerca de su desarrollo y consolidación

- Identificación de distorsiones cognitivas activadas así como contextos disparadores

- Experimentos conductuales: probemos a hacer de una manera diferente

- Reparentalización de situaciones de la infancia determinantes para la formación de esquema

- Intervenimos tanto en el proceso cognitivo como en el emocional

¿ Has hecho alguna vez algo que te ha dejado la sensación de : ''No entiendo cómo me comporté de esa manera si yo no soy así '' ? Bien, si es así te sentirás plenamente identificado con este enfoque. Pese a la individualidad de cada uno, todos estamos compuestos por muchas ''partes''. Y las llamamos así, partes.

Podemos tener una parte enfadada a la vez que una parte que desea cuidar hacia la misma persona. O una parte comprometida con su trabajo y una parte evitadora. Cada parte puede ser tratada como una ''minipersonita'' con sus motivos, sus miedos y sus propósitos. Así mismo, hay partes dentro de nosotros que se llevan mejor con otras, algunas que están enfadadas entre sí, y algunas que ni siquiera tienen conocimiento de su existencia o de la nuestra como algo separado de ella misma.

El enfoque IFS, tierno, respetuoso y cariñoso por naturaleza, se basa en la curiosidad, el querer conocer, el mirar hacia dentro hacia nosotros mismos.

Este enfoque se utiliza para intervenir sobre las heridas de apego, pequeñas brechas residuo de situaciones complicadas que nos pasan a lo largo de la vida, especialmente en la infancia (momento en que nuestro cerebro es especialmente sensible a sucesos externos).

Este enfoque es muy útil cuando el problema no es sensible al cambio desde lo cognitivo conductual. Es decir, entiendo que la situación no es de ''x'' manera, entiendo que lo que siento es irracional.... y aún así, no puedo evitar sentirme de esa manera.

Diseño creativo

Terapia IFS

margaritas

Terapia Cognitivo - conductual de Beck

El objetivo de la psicología cognitiva-conductual es trabajar los pensamientos que uno tiene sobre sí mismo y sobre todo lo que le rodea, así como la influencia de dichos pensamientos sobre el modo en que percibimos, sentimos y actuamos. Muchas veces tenemos ideas, preocupaciones y hábitos aprendidos que terminan por generarnos problemas. Sin embargo, frecuentemente no tomamos conciencia de ellos hasta que nos encontramos en situaciones insostenibles que hacen saltar nuestras señales de alarma a través de síntomas como la ansiedad o la depresión. Estos pensamientos y conductas son de los que se ocupa la psicología conductual.

 

Identificación de distorsiones cognitivas y sesgos en el procesamiento de la información del entorno, de los demás, de nosotros mismos y de lo que nos sucede. 

Las distorsiones cognitivas más frecuentes son la generalización, categorización, maximización y minimización, los ''debería'', la personalización, externalización de la valía, razonamiento emocional, descalificación de lo positivo, filtro mental, etiquetaje e inferencia arbitraria.

Como hemos mencionado anteriormente, estas distorsiones se ponen en funcionamiento al activarse el esquema correspondiente.

Identificaremos esas distorsiones cognitivas que se activan, las debatiremos, llegaremos a comprobar su veracidad o falsedad, el efecto emocional que dejan y de que manera determinan tu conducta. Buscaremos razonamientos alternativos y facilitaremos el ''darme cuenta'' de su activación en tiempo presente.

También se engloban dentro de la terapia cognitivo conductual las siguientes técnicas:

- Dialogo socrático

- Tablas de registro de pensamiento

- Autoinstrucciones

- Tipos de refuerzo y condicionamiento

- Desensibilización sistemática

- Entrenamiento en imaginación

- Técnicas de exposición (exposición en vivo, imaginaria, inundación)

- Dialogo socrático

- Técnicas de relajación (respiración diafragmática, entrenamiento autógeno, tensión- distensión de Jacobson... ).

- Entrenamiento en solución del problemas

- Psicoeducación (conocimiento y comprensión de lo que sucede, que es la ansiedad, que pasa en mi cuerpo, qué es una idea obsesiva e intrusiva...).

EMDR –cuyas siglas en español significan Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares y que procede de sus acrónimas inglesas (Eye Movement Desensibilization and Reprocessing), es un abordaje psiterapeútico, que trabaja sobre el propio sistema de procesamiento del paciente, que es un sistema intrínseco al paciente y que por diversos motivos (muertes, abusos psicológicos, emocionales, físicos, u otro tipo de abusos, u otros factores que acontecen en la vida del paciente) , bloquean el sistema y producen síntomas tales como (miedo, angustia, tristeza, dolor, baja autoestima, creencias del tipo, No valgo, soy tonto, estoy dañado para siempre, no puedo expresar mis emociones con seguridad, etc. ) y estos hechos, al no ser tratados, y tras un evento de vida genera un trastorno (depresión, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno límite de personalidad, trastorno bipolar, adicciones, etc.) 

También está recomendado en el tratamiento de las dificultades emocionales causadas por experiencias difíciles en la vida del sujeto, desde fobias, ataques de pánico, muerte traumática y duelos o incidentes traumáticos en la infancia hasta accidentes y desastres naturales. También se usa EMDR para aliviar la angustia y/o la fobia de hablar en público, para mejorar el rendimiento en el trabajo, en los deportes y en las interpretaciones artísticas.

EMDR como método puede ser integrado con el resto de abordajes, ya que todos trabajamos sobre la historia del paciente, lo que cambia es el foco. Unos trabajan sobre el sistema familiar, otros sobre la conducta, otros sobre el significado.

 

Para muchos pacientes EMDR resulta de mayor ayuda para sus problemas que otras terapias convencionales. En 1987, Francine Shapiro, psicóloga norteamericana, descubrió que los movimientos oculares voluntarios reducían la intensidad de la angustia de los pensamientos negativos. Inició una investigación (Shapiro, 1989) con sujetos traumatizados en la guerra de Vietnam y víctimas de abuso sexual para medir la eficacia del EMDR. EMDR reducía de manera significativa los síntomas del Trastorno por Estrés Post Traumático en estos sujetos

Windmills

Terapia EMDR

Modelo de las hojas

Desde cualquiera de los enfoques, destacamos la importancia del vínculo terapéutico. Lo primordial es que te sientas en un entorno seguro y libre de juicios.

Aún siendo estos los modelos de referencia, en ocasiones se tomarán herramientas de otras teorías

Las sesiones tienen una duración de 60 minutos más o menos (nunca menos) y un costo de 60 euros (65 euros para el formato de pareja).

En caso de cancelaciones se ruega avisar con 24 horas de antelación

 

Tratamos de ser inclusivos, por lo que cualquier mensaje o necesidad es bienvenida

Puedes hacer el pago de las sesiones (60 euros), en efectivo, con tarjeta de crédito o bizum

Maialen Fernández Martín

Psicóloga  General Sanitaria

BI 04634

C/ Prado Nº 16, 1º B

  Vitoria - Gasteiz

 01005

945  211 460

 
Google